Skip navigation

En Semana Santa he estado en una ciudad que cada vez es más conocida por la gente: Sigüenza. Ciudad conocida por el Doncel de Sigüenza. Si queréis leer más sobre este ilustre personaje de la historia, os recomiendo ésta página, por su brevedad pero buena explicación.

El caso es que conozco aquella zona desde que era pequeño. Entre las visitas a sitios que hemos hecho, me quedaría con muchas, pero de momento os voy a escribir sobre Las Salinas de Imón. Las Salinas, es uno de esos sitios abandonados después de muchos años de trabajo.

Para empezar describiremos un poco en que consiste una Salina: Una salina es un lugar donde se deja evaporar agua salada, para dejar solo la sal, poder secarla y recogerla para su venta. Se distinguen dos tipos de salinas, las costeras, situadas en la costa para utilizar el agua de mar, y las de interior, (como es el caso de las de Imón) en las que se utilizan manantiales de agua salada debidos a que el agua atraviesa depósitos de sal subterráneos. En algunos casos, debido al escaso caudal de los manantiales también se utiliza el bombeo de agua al interior de la tierra desde unas balsas o estanques, aumentando así la producción de sal.

Las salinas vienen siendo explotadas desde antes de los romanos, pero éstos extendieron el uso de la salazón y establecieron grandes factorías para ella, por lo que se requería la explotación generalizada e intensiva de todas las salinas existentes.

En las siguentes fotos podemos ver los estanques de los que os hablo:

Más concretamente, de las Salinas de Imón se desconoce con exactitud la fecha de construcción, aunque se tienen referencias del siglo X, es en siglo XII cuando Alfonso VI, en el año 1139 dona al obispo de Sigúenza las salinas de Imón, que con las de Bujalcayao, Carabias, La Olmeda y Gormellón, forman parte de un conjunto salinero que afínales del siglo XIX fue uno de los mas importantes. Las salinas de Imón han estado produciendo hasta el mes de julio del año 2002 en que cesó la actividad. En la comarca hay unas 12 zonas bien señalada, de donde se extraía la sal. Todas ellas se encuentran bajo una Microrreserva de unos 20 kilómetros de longitud.

Podríamos preguntarnos por qué hay sal en un sitio como éste. Bien, pues hace 200 millones de años, la mitad oriental de la Península Ibérica estaba cubierta por el mar. Al ir evaporándose, se fue formando estas costras de sal sobre el fondo marino. La cosata se fue hundiendo por diversos desplazamientos, y así ha llegado a nuestros días.

Hay unas tres “naves” donde trataban la sal. Dos de ellas están en un aparente estado de tranquilidad como esperando a que mañana mismo se volviera a trabajar en ellas, aunque se deja notar mucho el estado de abandono.

Dentro de ellas podemos encontrar gran cantidad de enseres, y todos ellos nos hacen mirar al al pasado nada más mirarlos. Desde una antigua estufa, una salamandra, botas, palas, rastrillos, tractores…

Por toda la salina hay repartidas cabañas. En algunas nos encontramos ruedas enormes, molinos, pozos, bidones… estas cabañas se mantienen todavía en pie, casi intactas, aunque en su interior si se van viendo algunos desperfectos:

Fuera, en los estanques, podemos ver como el agua salada se va secando poco a poco y en algunos, la sal ya se podría estar recogiendo. Al andar por aquellos caminos todavía se puede oir a la gente gritando: <<…¡Vamos!…Traer el burro ese cargado con sal para aquí, y descargar la sal en aquellos montones…>> <<…¡Abrir esas compuertas para dejar pasar el agua hacia aquel estanque!…>>

Andar por aquellos caminos entre la sal, es todo un relax. Os recomiendo que si alguna vez pasáis cerca de Imón, os paréis durante unos minutos y escucharéis el silencio del auntiguo ajetreo de saladores. Si queréis ver las demás fotos que hice, las he subido a flick, está casi todas en este set.

 

Anuncios

4 Comments

  1. Excelente trabajo

    Estoy buscando información sobre la Historia de la Sal

    En algún momento contactamos

    Saludos

    Emilio

  2. Interesante artículo. Lo hemos citado como fuente en el que acabamos de publicar con el mismo tema,

    http://www.arqueologiaypatrimonioindustrial.com/2011/09/salinas-de-imon-saladares-del-rio.html

    ¡Fascinantes estas salinas!

  3. Emilio, ya veo que le das a todos los palos!!! ¡Que tío! Bueno, que excelente información me aportas pues estoy haciendo una guía para excursiones de profes y/o alumnos a la zona para ver el ‘fin’ del Sistema Central. Ya hablaremos. Soy Oscar, tu vecino del barrio y geólogo…Un abrazo

  4. Si quieres ver las salinas, no dejes de conocer del pequeño palacete hotel que tienes a unos metros. http://www.salinasdeimon.com/visor/visitavirtual_es.htm

    Es muy aconsejable.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: